Prensa

28 septiembre 2016

Festival de la Chacarera del Monte Impenetrable

Con total éxito se ha llevado a cabo entre los días 10 y 11 de setiembre pasado la 4ta. Edición de este festival folclórico con características de una verdadera fiesta popular que rescata y reafirma la identidad cultural de una región con características propias y distintas a las demás regiones del país.

Se trata de rememorar las viejas costumbres de una cultura criolla, cuyos pioneros han venido a poblar las grandes planicies del norte argentino hacia mediados y fines del siglo XIX, conocida por entonces como los desiertos del Bermejo y Pilcomayo con predominio de verdes y extensos montes, lagunas, esteros y gran cantidad de cursos menores de agua que en su conjunto conforman las cuencas de esos ríos.

Ha sido la región mas dura y difícil del gran Chaco Americano o Chaco Gualamba para el poblamiento del hombre blanco, debido a sus particularidades topográficas, el clima, la presencia de distintas comunidades aborígenes que ofrecían duras resistencias en defensa de su territorio, el peligro de tigres cebados (se alimentan de carne humana) y otras fieras salvajes, víboras e insectos de todo tipo que en conjunto conformaban una maraña infranqueable para quienes osaban avanzar. De allí su denominación de Chaco Impenetrable, por tratarse del área geográfica que mayor resistencia ha ofrecido al avance del hombre blanco, sean éstos civiles o militares, siendo por tal motivo el último reducto de la conquista definitiva del desierto, recién en las primeras décadas del siglo XX a través de las líneas de Fortines del Bermejo y Pilcomayo.

Esos hombres y mujeres que partían desde Rivadavia Banda Sur del Chaco Salteño, lo hacían en grupos de una decena de familias como estrategia de defensa ante probables ataques de malones aborígenes y otros peligros propios del misterioso desierto y como es obvio traían consigo su bagaje cultural a cuestas para sembrar en su nueva querencia.

Sin dudas, la música ha sido la expresión cultural de mayor relevancia por el encuentro con nuevos sonidos característicos de un paisaje virgen y diferente, distancias, soledades, nuevos instrumentos musicales, trabajo, fiestas, carencias y relaciones. Esa antigua chacarera del violín hechizo y el bombo legüero de Santiago del Estero, ha ido experimentando pequeñas mutaciones para adquirir un ropaje diferente con los silbadores del monte o el sonido del acordeón verdulera de los correntinos que simultáneamente arribaban a esos lugares con idénticos sueños y esperanzas para labrar la tierra y sembrar allí su propia simiente cultural.

De allí la importancia de esta fiesta popular que muy acertadamente ha dado en llamarse “DE LA CHACARERA DEL MONTE IMPENETRABLE” , porque expresa ni mas ni menos su lugar de origen “el monte-, pero no cualquier monte, sino del Chaco Impenetrable único e irrepetible en todo el planeta. Esa área geográfica ya descripta que abarca el Nor-Oste de la provincia del Chaco, Este del Departamento Rivadavia de la provincia de Salta, Centro, Oeste y Nor-Oeste de Formosa y una pequeña parte del Chaco Boreal de Paraguay y Bolivia. Está claramente probado y demostrado que la chacarera del monte ha nacido allí entre J. José Castelli, El Pintao, El Espinillo, Puerto Lavalle y otros pequeños poblados de la actual provincia del Chaco, Sstte. Perín, Estanislao del Campo, Pozo del Tigre, Fortín Lugones, San Martín Dos y otros de la provincia de Formosa por tratarse del área de los primeros asentamientos de la corriente cultural criolla en la región y que SADAIC la ha reconocido como nuevo género musical, por ser representativa de a una región geográfica bien definida, su cadencia, coreografía de baile, por su doble carácter de instrumental y/o cantada, y características de una identidad cultural concreta.

El Norte argentino tal vez sea la región folclórica mas pura y rica del país, allí donde se gestan las auténticas manifestaciones del saber popular, ese saber natural que se adquiere con el tiempo sin necesidad de escuelas ni enseñanzas. Allí donde los sentidos cobran un protagonismo real con la naturaleza y la cultura donde el hombre vive la cotidianidad conectado a la realidad y forma parte activa del universo. Allí donde la inercia está ausente en el avance del hombre que dirige sus pasos hacia el objetivo que aspira sin prisas ni enredos.

Es el Norte argentino el espacio geográfico donde el folclore es el principal protagonista y se expresa en la música que la cantan y la bailan en todo el país sin que pierda su color ni su esencia.

Allí está la razón de ser de esta magnífica fiesta popular que hace cuatro años ha comenzado a tomar forma en el paraje 4 de Febrero a 48 km. de Juan José Castelli, un viejo puesto ganadero de otrora pertenencia a una de las familia pionera, cuyo primer poblador ha sido el Sr Juan Jose Nievas y su esposa doña Carmen Cuellar provenientes de Rivadavia Provincia de Salta a fines del siglo XIX.

Allí nació don Antonio Nievas el 31 de octubre de 1924, quien fuera padre del actual habitante del puesto e Intendente de Juan José Castelli don Beto Nievas.

Ha sido la Cuarta edición de la fiesta, donde se han congregado mas de 10.000 almas para disfrutar a pleno de la música chaqueña, el baile, las comidas tradicionales, la cabalgata y el encuentro de personas que llegaban desde los pueblos y parajes vecinos del Chaco, Formosa, Salta y otras regiones del país cuyo mayor atractivo ha sido la chacarera nativa del lugar, la verdadera convocante, a través de uno de sus máximos exponentes como Coco Gómez y otros jóvenes músicos que transitan la misma senda como Pico Frank y David Gómez y otros músicos del lugar, sin necesidad de recurrir a las grandes estrellas del folclore nacional.

El concepto de Fiesta popular está dado por su propia característica distinta a la del Festival donde se asiste a un evento musical en vivo de los artistas. En este caso, la fiesta transcurre durante dos días con distintas actividades festivas culturales como carreras cuadreras, juego de taba, carreras de sortija, santeada consistente en procesión a la Virgen patrona y su acompañamiento con bombos, acordeones y violines a cargo de Coco Gómez, copleros, músicos del monte y bailarines del lugar.

El espectáculo musical estuvo a cargo de Pico Frank un joven músico de Juan José Castelli, David Gómez de Puerto Lavalle, el Negro Olivera de Castelli, entre otros, con el cierre de la fiesta a cargo del consagrado artista chaqueño Coco Gómez.

El momento mas emotivo se vivió cuando tres niños preadolescentes vestidos a la usanza criolla con guardacalzón, polainas y sombrero retobado pidieron a Coco Gómez subir al escenario y cantar algunos temas de su autoría, donde para sorpresa de todos cantaron la conocida chacarera La Rana Ahogada cantada con tonada típica y auténtica del lugar mientras uno de ellos ejecutaba el acordeón verdulera con gran solvencia. Los niños han venido de un paraje rural de la zona y fueron ovacionados por el público.

Como ya es su costumbre, Coco Gómez invitó a sus colegas músicos para el cierre de su actuación con cinco acordeones, cuatro bombos a cargo de Clarito Quiroga y su hijo, Santos Muro, David Gómez, Toti Gómez y Pico Frank.

Con esta edición ha quedado demostrado que la fiesta de la Chacarera del Monte Impenetrable ya se ubica como una de mayor importancia en la región chaqueña, por el impacto cultural que produce con la revalorización de las costumbres en la identidad de los pueblos.

BETO ARANDA ” Formosa.

La del monte – (Chacarera – con Mario Bofill) // Chaco Adentro
icon-download
  1. La del monte – (Chacarera – con Mario Bofill) // Chaco Adentro
  2. La huella de tu amor – (Chacarera) // Chaco Adentro
  3. El Guardapatio // Chaco Adentro